Todos los productos Claude Monet Productos del tema Impresionismo

Espejo de bolsillo Monet : Nympheas

REF : MIR-MON-01

En stock

Solo 1 en stock

No disponible

19,90

Espejo compacto de bolsillo según Claude Monet : "Nympheas"

 Una idea de regalo que seducirá a los adeptos del impresionismo con este elegante doble espejo compacto de bolsillo.

Materia : Metal

Ø : 7 cm

Productos del mismo artista

Impresionismo

El movimiento impresionista en la pintura surgió en Francia en la década de 1870 y se desarrolló hasta finales del siglo XIX. Se caracterizó por el uso de la luz y el color para capturar las impresiones del mundo que los rodea, en lugar de representar la realidad de manera precisa. Los impresionistas también utilizaron pinceladas rápidas y colores vivos para capturar el efecto de la luz cambiante sobre los objetos y los paisajes. Los principales artistas impresionistas incluían a Claude Monet, Edgar Degas, Pierre-Auguste Renoir, Camille Pissarro y Berthe Morisot. Entre las obras famosas de Monet se encuentran "Impression, Soleil Levant" (1872), "Les Nymphéas" (1905-1926) y "Le Pont d'Argenteuil" (1874). Degas es conocido por sus pinturas de escenas de ballet, como "La Classe de Danse" (1871) y "Danseuses au repos" (1879), así como por sus numerosas pinturas de mujeres en el baño. Renoir es conocido por sus pinturas de escenas de la vida cotidiana, como "Bal du moulin de la Galette" (1876) y "Les Grandes Baigneuses" (1884-1887). Pissarro produjo numerosos paisajes, incluyendo "La Place du Théâtre-Français" (1898) y "Boulevard Montmartre, matinée de printemps" (1897). Morisot es conocida por sus numerosas pinturas de mujeres y escenas de la vida cotidiana, como "Le Déjeuner des Canotiers" (1881) y "Jeune Fille à la Fenêtre" (1870). Además de estos artistas famosos, el movimiento impresionista también fue influenciado por artistas como Paul Cézanne, Paul Gauguin y Vincent Van Gogh. Cézanne es conocido por sus pinturas de paisajes de la región de su ciudad natal, Aix-en-Provence, así como por sus pinturas de naturalezas muertas. El movimiento Impresionista fue inicialmente criticado por los conservadores del arte por varias razones. En primer lugar, los Impresionistas fueron criticados por su uso no convencional del color y la luz. Mientras que los pintores tradicionales se esforzaban por representar los colores de manera precisa y realista, los Impresionistas utilizaron colores más brillantes y luminosos y utilizaron técnicas de pintura como el puntillismo para crear efectos de luz y movimiento. En segundo lugar, los Impresionistas fueron criticados por su falta de respeto por las reglas académicas y la perspectiva tradicional. Mientras que los pintores académicos se esforzaban por representar los objetos de manera precisa y realista, los Impresionistas eligieron representar los objetos de manera más abstracta y estilizada, enfatizando las sensaciones y emociones que querían transmitir en lugar de la precisión de la representación. Finalmente, el movimiento Impresionista fue criticado por su falta de sustancia política y social. Mientras que muchos pintores de la época se involucraban en temas políticos y sociales importantes, los Impresionistas eligieron enfocarse en temas más leves y cotidianos, como las escenas de la vida diaria y los paisajes. Debido a estas críticas, el movimiento Impresionista tuvo dificultades para encontrar un público al principio y sus miembros a menudo tuvieron dificultades para vender sus obras. Sin embargo, el movimiento finalmente ganó popularidad durante los años 1880 y 1890 y finalmente se convirtió en uno de los movimientos artísticos más famosos e influyentes de la historia.

Descubre al artista